Los viernes por la tarde mi mujer tiene clase de yoga al otro lado de la ciudad y suelo quedar con su mejor amiga para hacer un café y charlar porque ahora que no tengo curro, los días son aburridísimos. Pero la última vez que nos vimos, fue un escándalo, no sé ni cómo, pero de repente me ví follando con Laura y penetrándola con fuerza, corriéndome a lo bestia dentro y fuera de su coño mientras ella practicaba el squirting, un chorro de semen y pipi que a mi me vuelve loco… Os paso el vídeo, digno de colgarlo en una webcam porno